atentados Barcelona
Compartir

El atentado terrorista que sufrió el jueves Barcelona, con 13 muertos y centenares de heridos, ha vuelto a golpear a España. Son miles de personas las que están mostrando sus condolencias y apoyo a los familiares de las víctimas.

La Comunitat Valenciana, como otras comunidades y países, ha mostrado todo su apoyo a Barcelona. Aparte de las condolencias y repulsa por el ataque yihadista desde la Generalitat, nada más saltar la noticia, la consellera de Sanidad, Carmen Montón se puso en contacto con su homólogo catalán, Antoni Comín, para ofrecer unidades del Servicio de Atención Medida Urgente (samu), sangre, hemoderivados, plaquetas o cualquier recurso para cubrir la atención sanitaria.

De momento, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha declarado tres días de luto oficial, ha guardado un minuto de silencio frente a su edificio oficial y las banderas ondearán a media asta desde hoy hasta el próximo domingo 20 de agosto.

También la Generalitat Valenciana, las tres diputaciones y ayuntamientos han guardado minutos de silencio en señal de solidaridad con las víctimas.

Por su parte, el cardenal arzobispo de València, Antonio Cañizares, celebrará el sábado una misa funeral en sufragio por las víctimas mortales y por el restablecimiento de los heridos. La misa tendrá lugar a las 19.00 horas en la catedral de València.

Los sucesos

El atentado tuvo lugar, el jueves, sobre las cinco de la tarde. Una furgoneta blanca, marca Fiat, se adentró en el carril central de La Rambla de Barcelona y arrolló a todos los viandantes que encontraba a su paso.
De inmediato, los Mossos d’Esquadra activaron la ‘operación jaula’, prevista para casos de atentados y con el fin de cerrar una determinada zona y evitar que huyan los sospechosos.
Los Mossos detuvieron a dos sospechosos, pero el conductor de la furgoneta sigue huido. Horas después, en la madrugada del viernes, saltó de nuevo la alarma por operación policial en Cambrils, provincia de Tarragona. Se trataba de otro ataque terrorista con seis civiles y un policía heridos y cinco terroristas muertos abatidos por los Mossos.