helados
Compartir

Estos días de verano y altas temperaturas exigen actuaciones particulares para paliarlas y en Bioparc Valencia el equipo técnico ha puesto en marcha acciones concretas para las distintas especies con el objetivo de favorecer el bienestar animal. Así les ofrecen, dentro de sus enriquecimientos ambientales, ricos sorbetes, zumos o helados de frutas, verduras, carnes, muesli o yogures que estimulan y refrescan a los habitantes del parque.

Estos suculentos helados se colocan en los recintos exteriores como elementos “novedosos”, sorpresas muy atractivas para los animales, que activan así su curiosidad y los comportamientos propios de cada especie.

Para los grandes primates, gorilas y chimpancés, sorbetes de muesli y frutas colgados con cuerdas de las ramas de los árboles o yogures congelados escondidos; para los elefantes grandes cubos de hielo que ocultaban apetitosas verduras y frutas; los leones bloques de agua congelados con carne que han encontrado sobre la hierba o en lo alto de un árbol; los suricatos “mini-polos” de tenebrios o gusanos de la harina y carne picada; y los lémures deliciosos granizados y helados de lácteos con pasas. Todo un festival de verano, naturaleza y sabor que muestra estampas de diversión y actividad animal.

Bioparc en cada época del año adapta sus protocolos alimenticios a las necesidades de cada tipo y especie animal, ya que el objetivo del equipo técnico es garantizar el bienestar de los animales. Así, al margen del cuidado veterinario, es necesario paliar el calor e implementar disposiciones específicas como parte del enriquecimiento ambiental.

Otras medidas para combatir el calor

Dentro de estas actuaciones de verano para mitigar el excesivo calor, en Bioparc Valencia se refrescan las instalaciones con el suministro de una lluvia fina varias veces al día que agradecen los habitantes de la sabana y el bosque ecuatorial, “duchas” especiales para elefantes o rinocerontes y la creación de charcos de barro donde les encanta revolcarse.

Los recintos cuentan con zonas sombreadas naturalmente y prácticamente todas las especies recurren a los chapuzones o baños en los ríos, lagos o charcas que tienen todos los hábitats. Es característica del parque la estampa de los elefantes disfrutando de un baño bajo la cascada o a los búfalos rojos y potamóqueros compartiendo la ría en el claro del bosque.