Tiburón Blanco
Compartir

Steven Spilberg consiguió con su película ‘Tiburón’, que nuestros baños en la playa ya nunca fuesen igual de plácidos y tranquilo. Por muy remota que sea la costa en la que decidamos pasar nuestros días de vacaciones, cada vez que entramos en el agua y nos alejamos un poco de la orilla, siempre nos viene a la mente la melodía que compuso John Williams para el film y miramos a derecha e izquierda buscando una aleta de escualo acercándonos a nosotros. Pero, ¿qué posibilidades tenemos de encontrar un escualo blanco en la playa de la Malvarrosa?

El avistamiento de esta especie de tiburón, una de las más peligrosas que existen, suele ser frecuente en las costas sudafricanas. Internet está plagado de vídeos de surfistas huyendo de estos animales a toda prisa en esa zona del planeta. Pero el Mediterráneo no está exento de la visita de estos depredadores. Según el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, los tiburones visitan nuestras costas de vez en cuando, pero se desconoce cuántos ejemplares son habituales y si viven muy cerca de nosotros o solo están de paso. Pero haberlos, haylos.

Los países más visitados por el tiburón blanco son Malta, Túnez y la costa siciliana ya que están considerados, por sus condiciones climatológicas, una zona propicia para su reproducción. El animal más grande fue capturado en las costas maltesas y media más de 7 metros de largo. En España, el de mayor envergadura casi alcanzó los 6 metros.

Aquello ocurrió en la década de los 80. Pero hace dos años, los pescadores de la zona comenzaron a compartir imágenes de atunes y delfines cuyos cuerpos aparecían partidos en dos o mutilados por un animal de mandíbulas muy grandes. Todo apunta a es obra del tiburón blanco, ya que cada vez es más fácil ver, incluso ballenas, en las cálidas aguas del Mediterráneo y los escuales vendrían siguiéndoles porque, al fin y al cabo, suponen su fuente principal de alimentación.

En nuestro país, el tiburón blanco suele pasearse por Tossa de Mar en Cataluña, Vinaroz en la Comunitat Valenciana y en las islas Baleares. Aunque el tiburón que más se aproxima a nuestras costas es la Tintorera, de carácter más inofensivo. Aunque por precaución y sin que haya constancia del ataque a ningún bañista, cada vez que uno escualo de esta especie se asoma a cualquier playa, se procede al desalojo inmediato de la misma y a su cierre temporal hasta que el animal desaparece.

¿Es fácil que nos ataque un tiburón Blanco en cualquier playa de la provincia de Valencia? Según la web ‘International Shark Attack Files’, en España solo se han producido tres ataques de tiburones a humanos desde 1847 a 2012. Uno de ellos a tan solo 200 metros de la orilla en la playa de Las Arenas. La víctima fue un médico valenciano y él mismo pudo realizarse un torniquete en la pierna.

A pesar de todo, los científicos aseguran que los humanos no formamos parte de la dieta de los tiburones y que las posibilidades de morir en sus fauces es de 1 de cada 4 millones. De todas formas, no está de más que cada vez que nos metamos en el agua, estemos atentos por lo que pueda pasar.