Compartir

Dentro del Oceanogràfic es fundamental la función que realizan los veterinarios para el correcto desarrollo de cada una de sus más de 30 especies diferentes. Un trabajo muy especializado que requiere de un equipo de alto nivel de cualificación.

Y es que además de cuidar y proteger a los propios animales del acuario, el trabajo de estos siete veterinarios va más allá asistiendo también a todos aquellos que aparecen enfermos en la costa valenciana.

Gracias al trabajo de cría en cautividad o de protección de animales se lleva a cabo una labor que repercute en la recuperación del ecosistema, una tarea en la que siempre se pretende inmiscuir al público valenciano.

La salud de los animales y su bienestar es vital para la actividad diaria del Oceanogràfic. Sin estas funciones los animales no podrían disfrutar de unos hábitats creados para la protección de las especies marinas.