Tribunal de las Aguas
Compartir

El Canal de Daroqui es una de las principales infraestructuras utilizadas para regar la huerta valenciana; una especie de acequia madre que suministra el riego a unas 60.000 fanegas de los municipios de l’Horta Nord y l’Horta Sud, en especial cultivos de cítricos y arrozales. A pesar de ello, su estado actual presenta graves deficiencias y años de abandono que hacían necesaria la puesta en marcha de trabajos de reparación integral.

Este proyecto de reparación integral ha sido presentado por los responsables del Tribunal de las Aguas al presidente de la Diputació, Jorge Rodríguez, quien ha querido implicar a la corporación en la puesta en marcha del mismo con una inversión de 200.000 euros, en el marco del plan bianual contra la sequía desarrollado por la Diputació que empezará a ejecutarse en los próximos meses.

“La Diputació de València nos ha entendido y nos va a ayudar a que estas mejoras tan necesarias sean una realidad”, ha expresado el presidente del Tribunal de las Aguas, Jose Font Sanchis, quien se muestra muy agradecido “con la gestión, comprensión y ayudas de esta institución con la que existe una colaboración del cien por cien”, ha recalcado.

Por su parte, Jorge Rodríguez ha explicado que “hasta ahora, el Tribunal de las Aguas venía recibiendo financiación para sus tareas de promoción como institución histórica, pero carecía de la ayuda suficiente para acometer obras tan necesarias como las que sirven para ayudar a los regantes y aprovechar al máximo un recurso tan escaso como es el agua”.

Con el objetivo de “defender y mantener el riego tradicional de la huerta”, el Tribunal detectó la necesidad de acometer una reparación en el Canal de Daroqui y habilitar “unas presas que almacenen el agua durante la noche para que no se pierda, y que así pueda ser utilizada por los agricultores para regar durante el día”. En definitiva, una mejora de la eficiencia que sirve para “minimizar fugas, ahorrar agua y combatir el cambio climático al mismo tiempo que se mantiene la huerta”, afirma Font.

Tras este primer paso, reflejado en esos 200.000 euros que servirán para redactar el proyecto que permita delimitar y trasladar al terreno la mejora de la infraestructura, así como para poder sufragar los primeros gastos de la ejecución de la misma, la Diputació hará un seguimiento de la obra, en cuyo anteproyecto se hace constar un presupuesto global cercano a los 2 millones de euros.

Plan contra la sequía

Los argumentos aportados por el Tribunal a través del anteproyecto de mejora son los mismos que sirvieron a la Diputació de València para poner en marcha su plan bianual contra la sequía. En primer lugar, la escasez de lluvia en los últimos años, una situación que se ve agravada por el segundo de los problemas, el mal aprovechamiento de aguas debido al estado de las infraestructuras y redes de suministro en los municipios valencianos.

Según los autores del anteproyecto, la realización de esta “solución hidráulica” serviría para dar un “mayor y mejor aprovechamiento” al agua de riego, al mismo tiempo que se proporcionará “una mejora social y económica a los agricultores, consiguiendo una mayor eficiencia en la distribución del riego” que conllevará “un importante ahorro de agua”.

“Desde las administraciones públicas debemos dar respuesta a temas que nos preocupan a todas y todos, como es la actual situación de sequía”, defendió el presidente de la corporación provincial en su encomienda de la gestión y puesta en marcha del plan a Egevasa, la empresa con mayoría de capital público que forma parte del área que dirige Voro Femenia.

Un plan para el que ya se contemplan 2 millones de euros más que se suman a los 4 que ya estaban previstos para distribuir en dos años, por lo que solo en 2018 se destinarán 4,2 millones de euros para que el agua de los acuíferos “no se pierda por el camino y llegue a donde tiene que llegar” y que se puedan “aprovechar al máximo” los recursos hídricos disponibles.

El Tribunal de las Aguas

El Tribunal de las Aguas está formado por las comunidades de regantes de las acequias de Quart, Benàger i Faitanar, Tormos, Mislata, Mestalla, Favara, Rascanya y Robella, así como de la acequia de Xirivella. El Tribunal proporciona agua de riego a más de 6.000 regantes que se distribuyen en una superficie de cultivo aproximada de 5.091 hectáreas que en su mayor parte se dedican al cultivo de hortalizas.

El Tribunal de las Aguas es la institución de justicia más antigua de Europa, y es por esto que la Diputació de València, a través de su imprenta, colabora con la edición de sus folletos turísticos, así como los libretos dirigidos a visitas de escolares y turistas que se reparten cada jueves frente a la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de València. En ellos se explica el funcionamiento del Tribunal y se destacan los valores y principios que le han valido el respeto de la sociedad valenciana.