Compartir

El 25 de abril ya no será únicamente la conmemoración de la derrota de la Batalla de Almansa, enfrentamiento que supuso la pérdida de los fueros valencianos, sino también el día que regresó la televisión autonómica de los valencianos.

À Punt inicia hoy sus emisiones en pruebas tras casi cinco años desde el apagón de la extinta Canal Nou. Esta apuesta del Gobierno Valenciano parte con un presupuesto algo alejado de lo que llegó a tener RTVV (55 millones de euros frente a los 313 millones de 2008) y una plantilla más reducida que ascenderá a una cifra próxima a los 500 trabajadores, algo menos de un tercio de los empleados contratados en el anterior ente audiovisual.

Aunque las emisiones definitivas no tendrán lugar hasta el próximo verano, la parrilla provisional se limitará a la emisión de programas infantiles, partidos de pelota valenciana, documentales, conciertos y programas “rescatados” de Canal 9.

De entre sus fichajes, la nueva televisión valenciana apostará por las presentadoras Clara Castelló para el magazín de la mañana y por Carolina Ferre para protagonizar el espacio de las tardes. También tendrán lugar tertulias deportivas de la mano del futbolista valenciano David Albelda.