Consell Agrari
Compartir

Rocafort da un nuevo impulso para preservar su huerta y mejorar los canales de comunicación con quienes la trabajan con la creación del Consell Agrari Municipal. El pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad este órgano, que nace del consenso social, para favorecer la participación de los agricultores, de la ciudadanía, de las organizaciones y de los profesionales agrarios, en aquellos asuntos municipales que les puedan afectar.

“La huerta es futuro. La intención es facilitar iniciativas para escuchar las necesidades de los llauradors, que son los protagonistas, y mejorar su situación de trabajo en la huerta. También, dar voz a la población para que opine sobre los temas prácticos cotidianos de la huerta”, apuntó el concejal de medioambiente, Eduard Comeig.

Las funciones del Consell serán evaluar la realidad agraria del municipio, sus problemas y necesidades, así como asesorar a los órganos de gobierno en asuntos de interés y en servicios que puedan incorporarse en el municipio para mejorar la situación, el trabajo y el rendimiento económico de la huerta.

Algunos de los temas de mayor interés son la mejora de vías e infraestructuras, la defensa contra plagas, la vigilancia rural o la promoción comercial de los productos locales, entre otras cuestiones. El Consell podrá proponer medidas para impulsar el desarrollo rural y las condiciones de trabajo y de renta de los agricultores, así como cualquier iniciativa de interés general para la comunidad agraria del municipio.

Casa Bou

El pleno municipal también aprobó el proyecto de ejecución de Casa Bou, la futura sede del Ayuntamiento. Según explicó el alcalde, Víctor Jiménez, las obras comenzarán en julio, con un presupuesto de cerca de 900.000€, que será financiado en un 50% por la Generalitat y la Unión Europea a través de los fondos FEDER.

Casa Bou es un edificio emblemático de Rocafort que el Ayuntamiento adquirió en 2002 y que ahora recupera para que sea la sede principal de las dependencias municipales. El objetivo de la rehabilitación de esta alquería del s. XIV, característica de esta zona de la huerta de Valencia, es proteger un inmueble histórico, con una reforma que preserva y realza sus peculiaridades. “Casa Bou y su torre nos identifican desde la huerta, que tenga un uso público es enriquecer nuestro patrimonio”, apuntó Jiménez.

Plan de igualdad interno y nuevas tarifas de instalaciones deportivas

Otros de los puntos destacados del pleno del jueves aprobados por unanimidad fueron el impulso al Plan de Igualdad de oportunidades de la plantilla del municipio de Rocafort, que continúa el compromiso del plan general iniciado el año pasado, así como la modificación de la Ordenanza Reguladora de la tasa para utilizar las instalaciones deportivas municipales, que pasan a ser gratuitas para los menores de edad.

Por su parte, al inicio de la sesión, el alcalde repasó los asuntos de interés municipal, informando de que las obras de los vestuarios del campo de fútbol ya han comenzado y que se prolongarán durante tres meses.