desvergüenza
Compartir

“Éstos son los presupuestos de la desvergüenza de Rajoy con los valencianos”. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha manifestado su descontento con el proyecto presupuestario que ha presentado el Gobierno del Estado, y ha instado “a los grupos políticos del Ayuntamiento que tienen representación en el Congreso y que previsiblemente van a respaldar los presupuestos, PP y Ciudadanos, a pensar dos veces su apoyo a estos presupuestos totalmente antivalencianos: habría que defender su mejora absoluta en la fase de enmiendas y, si no es así, un contundente voto en contra. Valencia no puede soportar este maltrato”.

El alcalde ha asegurado que Valencia “dará batalla por unos Presupuestos que sean justos para nuestra ciudad”, y ha lamentado el contraste entre el esfuerzo inversor y la “gestión eficaz y eficiente que este Ayuntamiento está llevando a cabo, con el ninguneo de Rajoy a Valencia”.

Tras una primera lectura de los Presupuestos Generales del Estado, PGE, para 2018, el alcalde ha concluido que al Gobierno “no le interesa lo más mínimo que Valencia tenga unas conexiones propias del siglo XXI: las cuentas de Rajoy –ha afirmado- van a dejar un año más en la cuneta el paso del tren por la ciudad de València”.

Ribó ha denunciado que el presidente del Gobierno “pone palos a las ruedas del desarrollo económico de València, y lo comprobamos –ha afirmado- en la discriminación de infraestructuras clave para nuestra ciudad, como son el Corredor Mediterráneo, con 2 millones de euros, y el túnel pasante, para el que a estas alturas apenas se prevé un millón de euros para el estudio informativo previo”. Los PGE 2018 no prevén ni el soterramiento de las vías en el Parc Central, ni la estación definitiva, “ni nada de nada. Para Rajoy, València no lo merece”, ha denunciado el alcalde, quien ha subrayado el contraste entre esos 2 millones y los más de 460 millones previstos para el eje ferroviario atlántico, los 427 millones para la Y griega vasca, o los casi 184 millones que se invertirán en la operación Chamartín”.

presupuestos
Cristóbal Montoro, entrega a Ana Pastor en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso el Proyecto de Ley de los PGE 2018.

CERO EUROS PARA EL TRANSPORTE URBANO

“Y si nos fijamos en la movilidad de las personas –ha continuado el primer edil- es de escándalo tener que confirmar que València se queda sin ‘contrato-programa’ para financiar el transporte público. Es decir, los valencianos tendremos que costearnos íntegramente el transporte urbano, mientras que el resto de áreas metropolitanas de España tienen inyecciones de dinero que se niegan a Valencia, pese a que ya disponemos de la Agencia Metropolitana del Transporte”.

Mientras que Madrid recibirá del Estado 127 millones, Barcelona otros 109 millones, o Canarias 48 millones, la partida para Valencia es de cero euros. “Pero es que, además, el metro de Sevilla recibirá 6 millones y medio, y el de Málaga otros 5 millones y medio, en aportaciones anuales. ¿Valencia? Cero euros. Para Rajoy, la T2 es prescindible”, ha asegurado el alcalde.

EL PUERTO Y EL AEROPUERTO, A LA COLA

En cuanto a infraestructuras de transporte y comunicación de gran volumen, “el Gobierno no cree ni en el puerto de Valencia ni en el aeropuerto de Manises, que da entrada a millones de visitantes a nuestra de ciudad”, en palabras de Ribó. Según los datos de los PGE, todos los grandes aeropuertos de España aumentan su presupuesto, salvo el de Valencia: el aeropuerto de Madrid recibirá 134 millones, el de Barcelona, 52; y el de Málaga, 27 millones, mientras el de Valencia baja de nuevo su presupuesto en 1 millón respecto al año pasado. Así, el aeropuerto de Valencia, con menos de 8 millones, se queda a la cola en presupuesto incluso por detrás del de Sevilla, con 13 millones y medio, y Bilbao, con 18 millones.

Huelga aeropuertos
Los PGE 2018 bajan el presupuesto del aeropuerto de Manises en 1 millón respecto al año pasado.

“Y tampoco entendemos –ha continuado Joan Ribó- que el primer puerto de España en tráfico de contenedores, como es el de Valencia, vuelva a quedarse a la cola, por detrás de los 110 millones para Barcelona, los 73 millones para Huelva, o los 50 millones de Algeciras y Bilbao: para Valencia, 46”. “Podemos decir bien alto que a Rajoy no solo no le importan los valencianos, sino que además boicotea cualquier avance para nuestra ciudad”.

ABANDONO DE LAS INFRAESTRUCTURAS CULTURALES

También se ha referido el alcalde a la situación de las industrias culturales, en las que, “como ya sabemos –ha lamentado- el presidente del Gobierno no cree”; y, como ejemplo, se ha referido a “la paupérrima inversión para el IVAM (200.000 euros, que contrastan con los 40 millones para el Reina Sofía de Madrid), el Palau de les Arts (600.000 euros, frente a los 10 millones del Teatro Real de Madrid), o el Museo de Bellas Artes (300.000 euros, muy lejos de los 50 millones para el Prado).

“Los grupos municipales en este Ayuntamiento con representación en el Congreso, deberían pensarse dos veces su apoyo a estos presupuestos, que pasan de la indiferencia a poner palos en las ruedas del desarrollo de Valencia”, ha concluido el alcalde. “Son unos presupuestos antivalencianos y cualquier valenciano debería defender su mejora absoluta en la fase de enmiendas y, si no es así, un contundente voto en contra”. Ribó ha terminado su valoración de los PGE 2018 asegurando que “Valencia no puede soportar este maltrato de Rajoy”, y ha instado al presidente del Gobierno “a elaborar unos presupuestos justos para Valencia”.