Compartir

Germán Carrizo, Carito Lourenço y todo el equipo de Doña Petrona celebraron junto amigos y profesionales del sector de la restauración, el primer aniversario de su restaurante más informal en Ruzafa.

Un proyecto al que dieron vida desde su asesoría gastronómica, Tándem Gastronómico. Los asistentes pudieron degustar algunas muestras de la cocina de allá y de acá de Doña Petrona: empanadas argentinas, gazpacho de sandía, choripán con chimichurri, morro de cerdo con emulsión picante, patatas bravas, entre otos.

Con Doña Petrona, los cocineros argentinos se propusieron crear un local donde compartir los sabores de sus orígenes, sin olvidar la riqueza de los productos de temporada que encuentran en esta tierra. Sin duda un concepto acogedor e informal para completar la propuesta gastronómica que ya ofrecen en Fierro, el local de la única mesa.