Compartir

La moción de censura que propone el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El debate de esta iniciativa se realizará entre el jueves y viernes de esta misma semana y para que se lleve a cabo, Sánchez necesita 176 votos, es decir, la mayoría absolutas.

Pero las negociaciones no están siendo sencillas para el PSOE que propone gobernar un tiempo antes de convocar elecciones, algo a lo que se opone Ciudadanos que quiere comicios nada más prospere la moción de censura.

Mientras los partidos políticos ponen en marcha sus propuestas, en Valencia los principales líderes de las formaciones se han manifestado al respecto. Tanto el secretario genel del PSPV, Ximo Puig como Mònica Oltra apoyarían la moción de censura. El primero asegura que “lo arriesgado es no hacer nada ya que el ciudadano debe tener la seguridad que desde el gobierno no se les está robando”. Por su parte, Oltra afirma que quien no apoye la moción “estará apoyando al corrupción”.

El Partido Popular ha salido al paso de estas acusaciones y ha cerrado filas alrededor de Mariano Rajoy. Bonig dice que la moción es “un torpedo” a la línea que estaban siguiendo el PP y los socialistas de “pactar algunas cuestiones fundamentales”, como el tema del agua o la reforma de la financiación autonómica.

Y desde la filas de Podem, su secretario general en la Comunitat, Antonio Estañ ha manifestado que, después de las consultas realizadas sobre la continuidad de Pablo Iglesias al frente de la formación morada, hay que centrarse en la moción “que es lo fundamental”.