Compartir

Han transcurrido dos años desde que Davide Livermore entró en el Palau de les Arts Reina Sofía para sustituir a Helga Schmidt y tomar así posesión de su cargo por partida doble: director artístico e intendente del centro cultural. Sin embargo, hoy concluye el ciclo del músico italiano pues ha anunciado su dimisión por cuestiones que al parecer están relacionadas con la gestión de esta institución valenciana.

El Aula Magistral del Palau de les Arts ha sido el espacio escogido para la rueda de prensa en la que Livermore ha explicado todos los detalles de su dimisión, una decisión tomada tras haber recibido los resultado de la auditoría de 2016. En ella se considera incompatible la intendencia de Livermore con la dirección de escena, dos cargos que había podido compatibilizar hasta el momento.

Davide Livermore también ha declarado que “no va a ser cómplice” si decidiese cerrarse Les Arts y es que asegura que los contratos con los cantantes no se ajustan a criterios de contratación del sector público.

Livermore llegó al Reina Sofía en enero de 2015 tras la imputación de su antecesora por presuntos delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental. Durante dicho período el hasta ahora intendente era el director del Centro de Perfeccionamiento de Plácido Domingo de Valencia. Su actual contrato tenía vigencia hasta 2019 por lo que todavía quedaba un año de un mandato que finalmente no terminará como estaba previsto.