Compartir

La infancia es el colectivo que más ha acusado la precarización social generada por la crisis económica. Cruz Roja Española lleva años reforzando sus programas de Infancia en dificultad social a través de un enfoque integral, que alcanza a más de 5.400 niños y niñas anualmente en la Comunidad Valenciana. Para mejorar esta intervención, contribuir al diseño de políticas de atención a la infancia y dotar al colectivo de mayores oportunidades para el futuro, la organización ha elaborado el Boletín de Vulnerabilidad Social sobre Infancia en la Comunidad Valenciana.

El estudio analiza la percepción de chicos y chicas de 8 a 14 años atendidos a través del programa de Promoción del éxito escolar de Cruz Roja Juventud. Entre otras dificultades, el Informe presentado esta mañana en Valencia, expone que el 39,7% de los menores no puede pagar el comedor escolar, 10 puntos por encima de la muestra estatal (29%). Uno de cada diez niños y niñas (9,1%) no realiza de forma regular alguna de las tres comidas principales del día (desayuno, comida y cena). Además, el 25,3% merienda habitualmente en un local de Cruz Roja Española, cifra muy superior a la media nacional (el 16%).

Estos datos ponen de relieve una de las manifestaciones más claras de la privación o carencia material relacionadas con la pobreza infantil: la alimentación insuficiente o inadecuada. El informe también revela que el 66% de los niños y niñas se preocupa por las dificultades económicas por las que atraviesa su familia, más acusado en hogares monoparentales. Algunos aspectos que concretan estas situaciones de vulnerabilidad e indican bajos ingresos familiares: El 42,9% no puede ir al dentista y el 41,2% afirma que sólo una persona adulta tiene un trabajo estable.

La mitad de los menores señala que pasa frío en invierno: el 47,4% de todos los casos. Además, el 31,8% afirma no tener calefacción en casa. En este sentido, Cruz Roja Española combatió en 2016 la pobreza energética apoyando a 2.137 familias en el pago de recibos de suministros.

Éxito escolar

Respecto al desempeño académico, el 73,6% de los niños y niñas está estudiando en el curso que corresponde a su edad. Sin embargo, el 42% de los chicos y chicas de 12 a 14 años señala que no dispone del material adecuado para estudiar. Cruz Roja respondió a estas necesidades a través de 4.108 entregas de material didáctico y libros en la Comunidad durante el pasado año.

La intervención de Cruz Roja Española con la infancia se lleva a cabo con una perspectiva integral gracias a cerca de 900 voluntarios y voluntarias, fundamentalmente de Cruz Roja Juventud y de asambleas locales de toda la Comunidad Valenciana. Además del proyecto de Promoción del éxito escolar y otras actuaciones de Inclusión Social de la sección juvenil, la organización lleva a cabo proyectos de acompañamiento socioeducativo de jóvenes extutelados, apoyo a la parentalidad positiva, intervención familiar con infancia en riesgo social, primera infancia, soporte psicoeducativo al acogimiento residencial e intervención socioeducativa en menores bajo medidas de responsabilidad penal.

Además de estos programas específicos, Cruz Roja actúa con las familias a través de la cobertura de necesidades básicas, Plan de Empleo y otros proyectos que también benefician directamente a los menores. “La precarización de las familias tiene consecuencias directas en el desarrollo de los niños y niñas, y es una barrera a la igualdad de oportunidades”, ha valorado el presidente de Cruz Roja Española en la Comunidad Valenciana, Francisco Javier Gimeno.