Fruta
Compartir

Desde hace tres años, los vendedores de fruta marcan en su calendario el 6 de febrero porque se celebra en España el Día del Frutero, coincidiendo con la onomástica de su patrona, Santa Dorotea. Es lo mismo que hacen otros profesionales como los conductores con San Cristóbal, los oftalmólogos con Santa Lucía o los periodistas con San Francisco de Sales.

La Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta impulsa esta celebración que en sus dos anteriores ediciones se llevó a cabo en Madrid, en el Mercado de la Cebada y Mercado de la Paz. Por primera vez llega al Valencia, el próximo 6 de febrero a las 10:15h, y tendrá lugar en el Mercado Central, el mayor de Europa destinado a producto fresco, con cerca de 400 paradas.

Esta jornada tiene como objetivo acercar el comercio de proximidad a los consumidores y poner el foco sobre la venta de frutas, que rara vez ocupa los titulares pese a que genera más de 160.000 puestos de trabajo, sólo en el comercio al por mayor y al detalle en tiendas especializadas, sin tener en cuenta súper ni hipermercados.

Y, para hacer un guiño a estos profesionales, se hará un reconocimiento al ‘Frutero más madrugador de España’, evidenciando el trabajo que esconde: madrugones, selección de género, cargas, descargas, atención al público… la labor invisible, pero que contribuye a la salud de la economía y sociedad española.