Consumidores
Compartir

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, UCCV ha conseguido que personas consumidoras recuperen el dinero abonado de más a su entidad bancaria por la aplicación de la cláusula suelo en sus hipotecas. La devolución de estas cantidades a los consumidores, que han llegado hasta los 20.000€ en algunos casos, han sido recuperadas a través de la mediación extrajudicial llevada a cabo por el departamento jurídico de la Unión de Consumidores.

No obstante, y a pesar de estos resultados satisfactorios para los consumidores, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana mantiene su postura crítica con el Decreto-Ley que aprobó el Gobierno para la devolución a los consumidores del dinero cobrado de más por las cláusulas suelo. Desde esta asociación, se reclamó una posición más proteccionista al consumidor, sobre todo teniendo en cuenta el desequilibrio de fuerza entre ambas partes.

En este sentido, la UCCV solicitó que el proceso de devolución de las cantidades cobradas indebidamente por cláusula suelo a los consumidores debía de ser automático, estando obligadas las entidades bancarias a amortizar o ingresar el dinero cobrado de más al ciudadano, en un plazo de dos meses. En opinión de Vicente Inglada, Secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana “si se hubiese obligado a las entidades bancarias a devolver el dinero de más de forma automática, ya estarían solucionadas todas las reclamaciones”.

El tiempo ha demostrado que el mecanismo de compensación establecido en el Decreto-Ley carecía de puntos fundamentales de protección al consumidor. La labor de mediación extrajudicial de las asociaciones de consumidores ha sido satisfactoria en muchas reclamaciones, consiguiendo que el consumidor se le reintegre el dinero de forma más rápida y gratuita que la vía judicial.

Por último, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana recomienda a todas las personas consumidoras que se vean afectadas a informarse y ponerse en contacto con las asociaciones de consumidores y las oficinas municipales de información al consumidor para comprobar la situación de cada afectado y recomendarle la mejor vía de actuación.