Compartir

La céntrica Falla Ferroviaria vuelve a dar una lección y a mostrar su cara más solidaria ayudando a los colectivos más desfavorecidos o con riesgo de exclusión social. Con poco más de 150 miembros y 47 años de historia, desde hace cuatro años dedican sus monumentos y sus actividades a dar visibilidad a una causa benéfica. Tanto es así, que la solidaridad se ha convertido en su sello distintivo.

La primera de ellas, el día 1 de julio en su propio casal, será con un acto gastronómico: La Clotxinà. Con esta joya del mar y en plena temporada de este producto, pretenden recaudar fondos para Asindown; una entidad cuyo objetivo  es el facilitar y promover cuantos medios sean necesarios para conseguir el desarrollo integral de las personas con síndrome de Down.

El presidente de la propia comisión, Leo Patón, ha estado en el programa ‘Vive las Fiestas’, de 7 Televalencia, para hablar sobre la iniciativa de esta modesta falla.

De hecho, como el mismo Patón subraya arrancarán el ejercicio fallero con proyectos, talleres y actividades destinados a la citada asociación.