Compartir

El Ayuntamiento de Burjassot ha aprobado una batería de importantes medidas económicas de las que, a partir de 2018, se podrá beneficiar la ciudadanía de Burjassot, facilitando y haciendo más cómodo con ellas la obligación de hacer frente al pago de los impuestos municipales.

Para el alcalde de Burjassot, Rafa García, “sacar adelante estas medidas económicas de las que los vecinos y vecinas podrán beneficiarse a partir de este próximo año, es ver cumplido un compromiso personal para con la ciudadanía. Estas medidas aprobadas van a permitir un notable desahogo en las economías familiares.  Espaciar en el tiempo los periodos de cobro, ampliar de cinco a siete los vencimientos, que éstos sean sin intereses y que la ciudadanía pueda fraccionar sus tributos sin límite de cantidad, son medidas que con toda seguridad van a permitir que a los ciudadanos y ciudadanas de Burjassot les sea mucho más cómodo, asumible y ligero hacer frente al pago de impuestos, mejorando así, en definitiva, su calidad de vida”.

La primera de estas medidas consiste en la ampliación del fraccionamiento de los plazos en los que se pueden pagar los impuestos. Hasta ahora, el Ayuntamiento de Burjassot, previa solicitud del interesado/a, podía fraccionar los pagos de los impuestos municipales en cinco vencimientos. Ahora, y con el objetivo de beneficiar aún más a la ciudadanía y evitar desembolsos gravosos, se ha ampliado los plazos a siete vencimientos sin intereses, con lo cual, es posible disminuir las cantidades que se deben abonar en las mensualidades. Al mismo tiempo, se ha suprimido el importe mínimo establecido para poder acogerse a este fraccionamiento que, anteriormente, era de 200 euros anuales. De esta manera, los vecinos y vecinas de Burjassot podrán fraccionar la cantidad que deseen.

Por otra parte, pero con igual importancia, puesto que ha sido una petición muy demandada por parte de la ciudadanía, el Ayuntamiento ha modificado los periodos de cobro de los impuestos, eliminando la concentración de los mismos en un periódico concreto, cosa que venía sucediendo con anterioridad. Así, a partir de 2018 y con esta nueva medida, la tasa de vados se cobrará en los meses de febrero y marzo; el IVTM (Impuesto de Vehículos de tracción mecánica) se pasará al cobro en los meses de abril y mayo; el IBI se cobrará en los meses de junio y julio y el IAE (Impuesto sobre las Actividades Económicas) se cobrará en los meses de octubre y noviembre.

La solicitud para el fraccionamiento de los pagos de los impuestos municipales debe realizarse antes del 31 de diciembre de 2017 para que pueda entrar en vigor en 2018. Hay dos formas para solicitarlo. El fraccionamiento puede solicitarse, bien físicamente en el Registro de Entrada en el Ayuntamiento o bien dándose de alta en la Carpeta Ciudadana y en el apartado Trámites On Line rellenar la “Solicitud de Inclusión en el Sistema de Pagos Fraccionados de Recibos de Vencimiento Periódico”.