Compartir

El Bonica Fest de este año ha cosechado un gran éxito sobre todo de público. Los valencianos se echaron a las calles el pasado 16 de septiembre para visitar algunos de los 14 mercados municipales que participaron en esta iniciativa de la concejalía de Comercio que dirige Carlos Galiana.

Uno de los puntos más concurridos fue el Mercado de Russafa y registró auténticas aglomeraciones para contagiarse de una jornada festiva y que siempre suele dejar buenas sensaciones. La prueba de ello es la cantidad de personas que alabaron las propuestas gastronómicas de los puestos del mercado y el ambiente que se respiraba.

Croquetas, pescados, carnes asadas, encurtidos, aperitivos variados e infinidad de dulces y licores a precios muy asequibles amenizaron una velada repleta de actividades, música en directo y un ambiente muy agradable. Este año se han solventado los problemas de aforo y los dispositivos de seguridad han permitido la entrada a un número de público más amplio.

Tal es el éxito de la convocatoria que los comerciantes llevan días pidiendo varias ediciones del Bonica Fest a lo largo del año y es que ha cerrado la edición de 2017 con un gran éxito de participación y un muy buen sabor de boca.