apellidos
Compartir

Será a partir del 30 de junio cuando se dé un paso más en materia de igualdad y es que desde dicha fecha dejará de prevalecer el apellido de los padres sobre los apellidos maternos.

Una vez arranque el mes de julio todos aquellos progenitores que acudan al Registro Civil deberán acordar el orden de los apellidos para cumplir con la ley aprobada en 2011 sobre la eliminación de la imposición del apellido varón.

En caso de no haber un consenso entre ambas partes será el responsable del propio Registro quien decidirá el orden para lo que se tendrá en cuenta la defensa del menor evitando malsonancias. Sin embargo, si no hay un acuerdo y el orden de apellidos no afecta al niño se deberá realizar por sorteo o siguiendo un criterio de orden alfabético.

Crecen los apellidos maternos en primer lugar

Aunque hasta el momento era posible invertir los apellidos por acuerdo mutuo de los padres, para realizarlo había que completar una solicitud dirigida al juez del Registro Civil adjuntando además una declaración sobre el motivo del cambio.

Según datos del Ministerio de Justicia, cada vez son más las familias que optan por el apellido materno en primer lugar y es que mientras en 2010 sólo habían 1.547 casos el pasado 2016 se registraron 2.953.