Compartir

Nos trasladamos hasta la comarca de l’Horta Nord, el único territorio europeo donde se cultiva uno de los superalimentos de la NASA: la chufa valenciana. Este tubérculo, clave en la elaboración de la horchata, es uno de los productos estrella de la capital del Turia y es que gracias a dulzor conquista a diario cientos de paladares tanto de valencianos como de extranjeros.

Conocer su proceso de cultivo es una de las opciones turísticas que ofrece la ciudad con la denominada “Ruta de la Chufa”. Desde el Consejo Regulador de la Chufa de Valencia se recomienda visitar las plantaciones de la zona de la huerta de Alboraya durante los meses de primavera. En esta época del año ya ha finalizado la recolección de la chufa, una ocasión que se puede aprovechar para ver el tubérculo en el momento de plantación y en su posterior proceso de secado.

Además de conocer el proceso de cultivo, la “Ruta de la Chufa” permite observar otros elementos característicos de la huerta valenciana como son las barracas o las alquerías. Todo ello acompañado de un paisaje único que guía al visitante hasta las casas de horchata más típicas de Alboraya para disfrutar de la auténtica chufa de Valencia.