La lluvia no desluce la XV Entrada de Moros y Cristianos de Valencia

El ejército de la media luna y de la cruz, con las diferentes comparsas, han desfilado por el corazón de la ciudad ante la atenta mirada de miles de personas.

La lluvia no ha impedido que se lleve a cabo la XV Entrada de Moros y Cristianos en la capital del Túria, que ha puesto el broche de oro a la celebración del 9 d’Octubre, Día de la Comunitat Valenciana.

El ejército de la media luna yde la cruz, con las diferentes comparsas moras y cristianas, han desfilado por el corazón de la ciudad.

Durante el recorrido, desde la calle la Paz hasta Marqués de Sotelo, miles de personas han disfrutado y no han perdido detalle de un desfile cargado de sorpresas. Así lo han evidenciado los aplausos de la gente.

Una fiesta que ya es una de las más importantes de la ciudad de Valencia y fija en los actos del 9 d’Octubre. Una fiesta que gana visibilidad e importancia. También una fiesta que tiene una simbología fallera, ya que ha sido el último acto para las 26 falleras de 2018, a la espera del nombramiento de las máximas representantes de las fiestas josefinas del próximo año, con la esperada llamada del alcalde.

Los trajes de los festeros, la marchas interpretadas por las bandas de música, la animación de los juglares las carrozas y la lucha en directo entre ambos bandos han dejado con ganas de más al público. Y es que, la Entrada de Moros y Cristianos de Valencia ha venido para quedarse.