Xàtiva implanta la policía de barrio

La medida pretende aproximar a la ciudadanía el servicio de Policía Local y servir de interlocutor entre el Ayuntamiento y los vecinos

policia de barri

Desde ayer lunes 7 de enero, está en funcionamiento el nuevo servicio de policía de barrio de la Policía Local de Xàtiva. Se trata de una de las mejoras de servicio que se contemplaba implantar en la presente legislatura. El objetivo de la medida es aproximar a la ciudadanía el servicio de policía municipal e impulsar el papel de sus agentes como interlocutores entre el Ayuntamiento y los vecinos y vecinas de Xàtiva.

La regidora de Seguridad Ciudadana, Mariola Sanchis, explica que «la policía de barrio está basada en una filosofía eminentemente preventiva, en la que delgada el trato directo con los vecinos, el auxilio, la ayuda personal, la investigación de soluciones a los problemas inmediatos, así como la integración con el vecindario donde se desarrollará su función. Es una estrategia adecuada para responder a la demanda social de seguridad, ofreciendo un servicio de calidad. Facilita una integración del policía en el marco social donde desarrolla su función».

Las tareas principales que llevará a cabo la policía de barrio, además de las actuaciones en materia de seguridad ciudadana que le son propias, consistirán en patrullas por los barrios periféricos de la ciudad, donde se mantendrán contactos regulares con comerciantes y asociaciones de vecinos, supervisión de obras o intermediación en la resolución de problemas de comunidades de vecinos que afectan en el Ayuntamiento, tratando siempre de incentivar el trato directo y sirviendo como fuente de información de cara a los distintos departamentos municipales.

Para la implantación del servicio, se han dividido los barrios periféricos de la ciudad en 6 zonas: Huerto de Mora-Raval, San Pedro-Sant Josep, Ardiaca-Almas, Barrio Norte Oeste, Selgas-Barrio de Carme y Grupo Casesnoves-La Bola. El servicio estará cubierto inicialmente por 4 agentes, 2 en horario por la mañana y 2 en horario por la tarde, que se sumarán a las patrullas habituales de Policía Local y que irán cubriendo, regularmente y sucesiva, las seis zonas de actuación, de forma que se garantice una presencia policial continúa en los barrios de la ciudad.

Por otro lado, fuentes de la Policía Local de Xàtiva han informado que en los últimos dos meses han confiscado 17 tarjetas de aparcamiento para personas con diversidad funcional que se estaban usando de manera fraudulenta. Algunas de las tarjetas confiscadas estaban falsificadas; otros, duplicadas y otros estaban a nombre de personas que ya habían muerto. El uso fraudulento de las tarjetas de aparcamiento para personas con movilidad funcional, además de ser una clamorosa muestra de incivismo, está tipificado en el Código Penal como delito de falsedad en documento público, castigado con penas privativas de libertad de entre 3 a 6 años. Algunas de las tarjetas retiradas son de localidades vecinas, por lo cual se ha informado en los ayuntamientos y servicios sociales de los