Después de una jornada de intensos vientos en toda nuestra geografía, mañana la alerta por fuertes rachas sólo se mantendrá activa en el interior de Castellón, donde el viento puede superar los 80 kilómetros por hora.

Precisamente esta será la zona donde se registre mayor inestabilidad, en el interior de Castellón habrá cielos nubosos y no se descarta alguna precipitación débil y ocasional, con la cota de nieve subiendo de 600-800 m a más de 1600 m. En el resto de la Comunitat tendremos cielo poco nuboso con intervalos de nubes medias y altas.

En la segunda jornada de la semana las temperaturas mínimas estarán en descenso; las máximas en ascenso en la mitad norte y sin cambios en el resto.



Para el miércoles habrá predominio de cielo poco nuboso, con intervalos de nubes bajas por la mañana en zonas del interior, y con intervalos de nubes altas en general. Temperaturas en ascenso, sobre todo las mínimas, que subirán de forma localmente notable.