Vídeo de cómo retiran las láminas que cubrían el autobús de Hazte Oír

El conductor del autobús de “Hazte Oír” ha tenido que quitar los laminados de plásticos que recubrían el vehículo para poderse llevar el vehículo.

368

El conductor del autobús de “Hazte Oír” ha tenido que quitar los laminados de plásticos que recubrían el vehículo para poderse llevar el vehículo. Este martes la Policía Local de Valencia inmovilizó el vehículo de ‘Hazte oír’ por deficiencias graves tras realizar una inspección de seguridad.

La instalación de los laminados plásticos incumplían las especificaciones para las salidas de emergencia del vehículo, una deficiencia grave que constituye un riesgo especial para la seguridad vial y una infracción.
El autobús de HazteOír pretendía circular por la ciudad con los lemas #StopFeminazis. No es Violencia de Género, es Violencia Doméstica, pegados por todo el vehículo. Según el Ayuntamiento, el autobús “ha sido detenido” en la zona de Palacio de Congresos, en la entrada noroeste de la ciudad, y se le ha requerido la documentación, momento en el que varias personas han comenzado a increparle y arrojarle naranjas para que abandone Valencia.

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha anunciado que dará traslado a la Fiscalía de los eslóganes y mensajes del autobús por si fueran constitutivos de un delito de odio. Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado que los servicios jurídicos del Ayuntamiento, alertados hace días por este caso, “se han puesto ya en marcha con el objetivo de impedir que en la ciudad de Valencia se difundan mensajes de odio”, en la línea de lo expresado por la Fiscalía ayer en Barcelona, “con la pertinente denuncia al respecto”. Joan Ribó ha apelado a “mi responsabilidad como alcalde para que no se ataque la dignidad de las mujeres en Valencia. Los mensajes de odio de este vehículo constituyen una especial provocación en la semana en qué todos y todas, la gran mayoría de valencianos y valencianas, reivindicamos la igualdad real entre hombres y mujeres, tanto en la vida cotidiana, como en el ámbito laboral y para impedir la violencia que provoca cada año decenas de feminicidios en España”.