Valencia quiere acoger el barco Open Arms con 124 inmigrantes

Si el barco atraca en la ciudad se desarrollaría un operativo similar al desplegado con motivo del buque Aquarius

El alcalde de València, Joan Ribó, estudia ofrecer el puerto de Valencia para acoger el barco de la ONG Open Arms que lleva a 124 inmigrantes a bordo. Los tripulantes han sido rescatados perdidos en el mar Mediterráneo. Según ha informado a Efe el alcalde Joan Ribó, «somos una ciudad de acogida, abierta, con un deber ético y humano con las personas que arriesgan sus vidas huyendo del terror, la guerra o la miseria». El alcalde de Valencia está estudiando hacer una petición al Gobierno Central junto con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la vicepresidente, Mónica Oltra.

Si el barco atraca en la ciudad se desarrollaría un operativo similar al desplegado con motivo del buque Aquarius hace poco más de un año. El puerto de Valencia ya tiene experiencia en estas acciones después de recibir el barco “Aquarius” hace unos meses con 630 inmigrantes a bordo también rescatados del Mediterráneo.

Las historias personales de cada refugiado son dramáticas y sus ingredientes incluyen extorsión, abuso, violaciones, torturas. Todos están huyendo buscando un futuro mejor y que esperan encontrar, definitivamente en Europa. La organización en este tipo de barcos de la ONG es perfecta. Se realizan turnos de vigilancia, turnos de limpieza y para las comidas todos echan una mano y ayudan. Los cooperantes ayudan a que todos interactúan con todos, que se cree un clima de cordialidad y amabilidad.

Cruz Roja se volvería a encargar, dada su amplia experiencia, del dispositivo de la acogida durante las primeras horas y los primeros días de los inmigrantes, y que se encargarían de preparar las camas y los alimentos necesarios para cuando desembarquen en el puerto de Valencia.

Hace poco más de un año, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, con la llegada del “Aquarius” manifestó que “los valencianos somos personas empáticas con el sufrimiento de los otros”. El primer edil ha reiterado su convencimiento de que el pueblo valenciano “quiere impedir más muertos en el Mediterráneo. No queremos otro Aylán”.