Valencia entra en
El termómetro marca los 41ºC en el centro de Valencia durante una ola de calor el pasado verano. EFE/Kai Försterling

La Comunitat Valenciana vivirá este viernes una  jornada de calor extremo, en especial la provincia de Valencia. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha alertado de la subida de los mercurios hasta alcanzar temperaturas de «riesgo».

Para la jornada de hoy se ha activado la alerta naranja en todo el interior de Valencia y el sur de la provincia. En el interior norte se esperan máximas de 40 grados mientras en la zona sur los mercurios podrían alcanzar los 41-42 grados. Además, tanto el litoral norte valenciano como el alicantino estarán bajo la amenaza de una alerta amarilla por riesgo de temperaturas de hasta 36 grados.

Según Aemet, dicha alerta permanecerá activa un total de seis horas. En concreto, estará de 13:00 a 20:00 horas, momento en el que se desactivará el nivel de riesgo. Sin embargo, lo peor no terminará aquí.

El sábado las temperaturas seguirán altas y el calor persistirá. Aemet ha señalado que los termómetros podrán llegar a valores de 40 grados en el interior sur de Valencia. Ante este auge de los valores máximos, se activará la alerta naranja por «riesgo importante» en las localidades de dicha área.

A esta alerta naranja se sumará una alerta amarilla en la totalidad de la provincia de Alicante y las áreas restantes de Valencia. En ambas regiones se alcanzarán máximas de 37 a 39 grados.

VALENCIA VIVIRÁ UN NUEVO CAMBIO DEL TIEMPO

A partir del domingo se espera que el calor vaya bajando intensidad. El litoral valenciano será el que más note dicho cambio en el tiempo. Los valores máximos descenderán por debajo de los 30º. Por otra parte, el interior seguirá con temperaturas de hasta 35º.

No será hasta el lunes cuando se haga más notable la caída de los mercurios. Las temperaturas máximas rondarán los 27º y las mínimas podrían llegar a bajar hasta los 17º. Además, se esperan chubascos acompañados de tormenta, sin descartar que puedan ser localmente fuertes en el interior norte de Castellón.