La Plaza del Ayuntamiento de Valencia en la Navidad de 2008. / Alberto Ceballos (Flickr)

La Navidad no ha llegada pero ya ha generado polémica. A tan sólo unas horas del tradicional encendido de luces que tendrá lugar en la tarde de este jueves, el Partido Popular ha criticado que el alcalde, Joan Ribó, pague este año un 58% más por el mismo árbol de Navidad que colocó en 2018.

La viceportavoz del Grupo Popular, María José Ferrer San Segundo, ha presentado una batería de preguntas a la comisión de Gestión de Recursos y Control Administrativo al respecto.

Entre ellas han pedido a Ribó y PSPV aclarar por qué se ha encarecido el precio del árbol del Ayuntamiento. Aseguran que es el mismo que se instaló en 2018 cuando costó 13.755 euros. Un año después se pagó un total de 13.755 euros. Y este 2020 se ha presupuestado por 19.800 euros, un 58% más que en 2018.

El PP ha recordado que desde 2017 los árboles de la plaza consistorial tienen las mismas dimensiones y características. Éstos siempre cuentan con una altura de 20 metros y una anchura de 10 metros.

EL PP TAMBIÉN PIDE JUSTIFICAR LOS COSTES DE LOS ORNAMENTOS

Igualmente, Ferrer San Segundo ha preguntado a qué se debe que el precio de licitación de los arboles navideños instalados en los barrios haya aumentado un 47,6% en los últimos dos años. Según ha explicado, éstos han pasado de costar 3.520 euros a valer un total de 4.300 euros.

Además, desde el PP han declarado que la variación de precios no sólo se ha producido en los árboles navideños. Aseguran que la licitación también se ha elevado sin una justificación clara en las cortinas de leds; en los arcos de Bon Nadal; yen los báculos ornamentales.

«Es por ello que hemos preguntado también por estas alzas de precios de elementos que son los mismos que se instalaron en 2018 y 2019. No nos queda claro si la subida ha sido como consecuencia de la inflación de precios o por la precipitación en la licitación de la contratación«, ha resaltado.

Los populares han criticado que la contratación de la iluminación navideña «se ha hecho muy tarde y de manera precipitada». Aseguran que esto ha provocado «estar a día 3 de diciembre con las luces apagadas y con una imagen oscura de las calles, que nada tienen que ver con las imágenes de las principales ciudades españolas».