Una madre le paga la boda a su hija y luego empieza una relación con su yerno

Una joven ha contado que su marido la abandonó por su madre a los pocos meses de casarse y con una hija en común

Lauren Wall se casó en agosto de 2004 con Paul White. En ese momento, ella apenas tenía 18 años y pidió ayuda a su madre, Julie, para poder casarse con su novio Paul, de 19 años. La joven ha contado que su marido la abandonó por su madre a los pocos meses de casarse y con una hija en común. Ahora, ella ha encontrado una nueva pareja y ahora está felizmente embarazada de su cuarto hijo.

La novia abandonada ha concedido una entrevista al periódico ingles ‘Daily Mail’ donde cuenta su historia diez años después. Según cuenta, en el momento de la boda, la pareja acaba de ser padres de una niña, por lo que la madre se hizo cargo de la boda. Poco después toda su felicidad se fue. Su marido la abandonó para empezar una relación con su madre.

La madre les acompañó hasta la luna de miel a Devon, suroeste de Inglaterra. Como la niña de ambos era pequeña tomaron la decidieron de invitar a su madre para que pudiera ayudarles con la bebé. Pero, ocho semanas después Paul se fue de casa y nueve meses más tarde, la madre de Julie dio a luz a su hijo. «Paul siempre se llevaba muy bien con mi madre. Nunca me pareció extraño. Al fin y al cabo era su suegra y él solo estaba siendo amable con ella», comenta la joven.

Cinco años después de casarse su madre, el joven celebraba su nuevo enlace con quien fue su suegra. Madre e hija mantienen una relación cordial. Julie y él siguen casados y Lauren ha encontrado recientemente una nueva pareja y ahora está felizmente embarazada de su cuarto hijo.