Una anciana salva la vida a su nieta de 18 meses

La pequeña entró en parada cardiorespiratoria y la anciana siguió las indicaciones de la enfermera de emergencias

Una abuela salva la vida a su nieta de 18 meses gracias a las indicaciones del 112. Los hechos han tenido lugar en Archena, Murcia, la pequeña entró en parada cardiorespiratoria y la anciana siguió las indicaciones de la enfermera de emergencias.

Según ha trascendido, la abuela llamó al teléfono de emergencias porque su nieta se estaba atragantando. La mujer realizó las maniobras necesarias pero el bebé entró en parada cardiorrespiratoria y hubo que practicar la reanimación cardiopulmonar.
A los pocos minutos llegaron los sanitarios del 061 que se encargaron de la situación. Afortunadamente, la niña evoluciona favorablemente gracias a la rápida intervención de la abuela.

Este es el trato habitual del servicio de emergencia, cuya labor tiene mucho mérito. Todo lo contrario a la noticia que trascendió la semana pasada donde un sanitario colgó el teléfono a la madre de un joven que acabó muriendo por ahogamiento. El audio de la llamada telefónica al Summa de Madrid trascendió al año de la muerte de un joven de 24 años.

El sanitario apenas da importancia a la llamada y la madre tiene que insistir para que vaya el médico. El joven, que tenía un trombo en el pulmón, se desplomó y entró en parada cardiorespiratoria mientras la mujer pedía ayuda a la desesperada. Cuando llegó la médico de la UVI móvil le dijo que «el cerebro había estado demasiado tiempo sin riego». Fue trasladado de urgencia al hospital donde el chico murió cuatro días después.