Los trenes low cost llegarán a Valencia este mismo año
Un viajero pasa junto a un tren Ouigo de doble altura. / EFE

Los trenes de la compañía francesa SNCF ya operan en España. Más de 3.800 personas han estrenado el nuevo medio de transporte ferroviario que ha llegado para competir contra Renfe.

Ouigo, la filial de bajo coste, ha arrancado esta semana su andadura para conectar Madrid y Barcelona. Lo atractivo de este servicio son sus precios competitivos y es que ofrece billetes desde 9 euros.

Desde ayer, cada día habrá diez salidas. Las estaciones que ya están conectadas son Madrid, Barcelona, Zaragoza y Tarragona. Sin embargo, habrá una ampliación y también llegará a la Comunitat Valenciana antes de finalizar el año.

Aunque se desconoce la fecha exacta, los trenes Ouigo prevén estar operativos en Valencia y Alicante este mismo 2021. El objetivo de la compañía francesa es alcanzar las 30 salidas diarias con una flota de 14 trenes. Además, el nuevo AVE low cost también llegará a Andalucía y conectará las ciudades de Córdoba, Sevilla y Málaga aunque la fecha prevista es para 2022.

Un tren Ouigo parado en la estación de Atocha. / JAVIER CEBOLLADA (EFE)

SEIS VIAJES DIARIOS ENTRE VALENCIA Y MADRID

Por ahora, Ouigo cuenta con cinco servicios de ida y otros cinco de vuelta entre Madrid y Barcelona. Algunos de ellos son directos y permiten realizar el recorrido en 2 horas y 30 minutos. Sin embargo, otros efectúan paradas en Zaragoza y Tarragona por lo que el trayecto se alarga hasta casi las 3 horas.

A finales de año será cuando el tren francés llegue al eje levantino. A partir de entonces se establecerán tres frecuencias de ida y otras tres de vuelta entre Madrid y Valencia. En el caso de Alicante, serán dos viajes diarios de ida y vuelta a la capital española.

En 2022 será cuando se amplíe la conexión de Madrid con Andalucía. Para entonces se ofrecerán tres viajes diarios con Sevilla y dos con Málaga, siempre con opción de ida y vuelta.

Respecto al norte de España, todavía no hay previsto la operatividad de Ouigo. Sin embargo, la compañía no descarta una conexión futura.

Servicio de cafetería del tren Ouigo. / EUROPA PRESS

TRENES DE DOBLE ALTURA: EL CIELLO Y LA TIERRA

La infraestructura de SNCF está formada por 14 trenes Alstom Euroduplex de doble altura. Es la primera vez que España cuenta con trenes de dos pisos por la red ferroviaria. Esto permite ampliar el número de plazas a la venta y abaratar costes de viaje.

En total son 509 plazas ofertadas por tren y están distribuidas entre el «Cielo» y la «Tierra», nombres que recibe cada una de las dos plantas. En el «Cielo» hay servicio de bar (cerrado actualmente por la pandemia) y se puede acceder a él aunque se viaje en la planta inferior.

Todos los asientos disponen de enchufes para conectar y cargar cualquier tipo de dispositivo. Además, si se quiere viajar con mayor comodidad hay opción de pagar un suplemento e ir en asientos XL.

Una azafata de Ouigo espera junto al tren en Atocha. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP)

TRES OPERADORAS COMPETIRÁN POR LOS VIAJEROS

Los trenes Ouigo no serán los únicos que operen en España. La liberalización de la red ferroviaria ha dado vía libre a la llegada de otras compañías que competirán por los viajeros.

Renfe también tendrá su propia línea low cost. AVLO tenía prevista su llegada en abril de 2020 pero la pandemia le obligó a retrasar su lanzamiento. Será el 23 de junio cuando dé el pistoletazo de salida con billetes desde 7 euros, dos menos que su competidora.

El nuevo servicio de Renfe comenzará en el corredor Madrid-Zaragoza-Barcelona. Paulatinamente se extenderá a otros corredores de España aunque no se han avanzado fechas.

La tercera empresa en competir será Isla, el consorcio impulsado por Air Nostrum y Trenitalia. El objetivo es estrenar su servicio en 2022 con 23 trenes nuevos de última generación, 32 conexiones diarias entre Madrid y Barcelona y 16 entre Valencia y Madrid.

Hoy se ha avanzado, que la operadora ferroviaria tendrá su sede en Valencia. Esto supondrá al menos 250 puestos de trabajo en la ciudad y una aportación directa de 14,8 millones de euros en concepto de salarios e impuestos autonómicos en 2025. Otras cifras destacadas son 244 millones de gasto turístico y un movimiento de 1,8 millones de viajeros.