La explicación de los efectos secundarios de la tercera dosis de Moderna
Una docente recibe la vacuna en la Comunitat Valenciana./ Europa Press

Tanto Pfizer como Moderna son las dos únicas vacunas que por el momento se están administrando en España. Se ha demostrado que gracias a ellas, la sexta ola no vive la gravedad hospitalaria sufrida en olas anteriores. Sin embargo, estas vacunas tienen efectos secundarios similares tras su inoculación aunque es la tercera dosis de Moderna la que está generando mayor temor.

Cada paciente presenta una reacción diferente a la vacuna. Esto es debido a que el sistema inmune de cada persona responde de manera distinta. Entre los efectos secundarios se encuentran algunos similares a la gripe. Fiebre, dolor muscular, dolor abdominal o adormecimiento durante las 24 o 48 horas de la tercera dosis son los más comunes.

Los inmunólogos creen que estos efectos se deben a la reacción de los sistemas inmunes, los cuales siguen estimulados por las segundas dosis. Además, los expertos apuntan a que estos efectos aparecen en personas que todavía tienen una reacción inmune importante tras la pauta completa.

Así, al recibir la tercera dosis, el sistema inmune obtiene una sobreestimulación. Esto es lo que provoca los diferentes efectos adversos. No obstante, estos efectos secundarios remiten entre las 24 o 48 horas desde la inoculación.

Por otra parte, los epidemiólogos afirman que el no recibir efectos secundarios no implica que no se haya realizado una buena inmunización. Subrayan que la reacción con efectos secundarios no guarda relación con la producción de anticuerpos contra el coronavirus.