Compartir

La Semana Santa Marinera de Valencia ha celebrado el desfile de Resurrección, un acto lleno de color, flores y música, y en el que han participado las 31 hermandades, cofradías y corporaciones que integran la que es la segunda fiesta más importante de la ciudad y con carácter propiamente mediterráneo.

En el que es el tercer acto colectivo, los cofrades han cambiado los colores oscuros por los claros y han portado sus báculos adornados con flores. También, los personajes bíblicos -figura propia de esta fiesta- han cambiado sus atributos por flores, que han lanzado al público.

Otra de las peculiaridades de este desfile ha sido la presencia de piezas de música más festivas.

El desfile ha comenzado a las 13.00 horas desde la avenida del Mediterráneo. Al finalizar en la Plaza del Rosario, la Hermandad del Santo Sepulcro, acompañada de otras cofradías, se ha desplazado hasta la plaza de la Cruz del Canyamelar para realizar el conocido como Acto del Caracol, una tradición que se remonta a los años 40.

Los miembros de la hermandad se concentran sobre un eje central, formando un caracol y después lo van deshaciendo en un acto que alude a la finalización de la fiesta y la apertura o preparación de un nuevo ejercicio.