La sanidad pública valenciana iniciará un
Ximo Puig y la consellera de Sanitat, Ana Barceló, junto al equipo directivo del Hospital General Universitario de Castellón.

La pandemia del coronavirus ha puesto en relieve la importancia de contar con un sistema sanitario público y de calidad. Con el objetivo de «revigorizar» y «fortalecer» la sanidad valenciana, desde el Consell han anunciado la puesta en marcha de un «proceso de reforma potente».

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha sido el responsable de comunicar la noticia. Para iniciar dicha reforma, ha convocado a profesionales sanitarios y a la ciudadanía a un «debate social». Según el líder del PSPV, «en todas las comisiones de reactivación» puestas en marcha en los diferentes niveles administrativos- nacional, autonómico y local- a consecuencia de la pandemia de COVID-19, «hay un elemento clave de la respuesta de futuro: la revigorización y el fortalecimiento de la sanidad pública«.

En este sentido, Puig ha remarcado la necesidad de «aprender de las lecciones» de la crisis sanitaria. Además, ha instado a trabajar para superar «las debilidades» detectadas en el sistema sanitario valenciano. «Queremos una normalidad mejorada (…) para conseguir la sanidad del siglo XXI que queremos y necesitamos», ha agregado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha mostrado el agradecimiento de la Generalitat hacia el trabajo de todo el personal sanitario. Además, ha resaltado el «esfuerzo enorme» de todos ellos para atender a los ciudadanos durante la pandemia. También ha valorado positivamente la actitud de la ciudadanía, «que ha cumplido el confinamiento en un 92% de los casos».

LA PRIMERA REFORMA SERÁ EN CASTELLÓN

Una de las primeras medidas que tomará en materia sanitaria tras la crisis del coronavirus es el Hospital General Universitario de Castellón. El president ha anunciado el inicio de un nuevo procedimiento de licitación para la reforma de su área de urgencias.

La contratación de las obras de mejora, cuyo presupuesto era de 4 millones de euros, se aplazó a causa de la crisis sanitaria. Por ello, «se inicia un nuevo proceso teniendo en cuenta la realidad hospitalaria». Para Ximo Puig se trata de «un trabajo sustancial» que fortalecerá el «hospital de referencia de la provincia».