Sabías que tu robot de limpieza puede espiarte

Tenemos que tener en cuenta que la conexión desde la nube puede ser un punto de entrada a nuestro hogar y un riesgo.

1301
robots

La Guardia Civil alerta a través de Twitter de una serie de inconvenientes de los robots de limpieza. Recomiendan mirar bien las condiciones de privacidad y seguridad. Una buena práctica es conectar estos dispositivos solamente cuando los necesitemos.  Los robots son capaces de recoger planos de la casa para optimizar sus desplazamientos. De este modo pueden llevar a cabo sus tareas de una forma sencilla, sin obstáculos y reportando al consumidor un ahorro económico. Pueden realizar tareas de videovigilancia. Incluyen sensores de localización visual o cámaras capaces de capturar fotos, emitir imágenes en vivo, así como detectar movimientos. Esta función permite tener una visión remota en tiempo real de nuestra casa a partir de una emisión en vivo. Son capaces de responder a comandos de voz. Podemos interactuar con el dispositivo utilizando únicamente nuestra voz.

La Oficina de Seguridad del Internauta nos recomienda que comprobemos con el fabricante si, efectivamente, se nos está dando un servicio a través de la nube o a través de un servidor particular al que se envían todos los datos recopilados por el dispositivo. Otro aspecto fundamental es informarnos sobre qué datos son los que se van a compartir con el servidor, además del uso que se les dará. También conviene que preguntemos qué servicios, de los que ofrece el dispositivo, necesitan conexión con el exterior.

Tenemos que tener en cuenta que la conexión desde la nube puede ser un punto de entrada a nuestro hogar y por lo tanto un riesgo. Así, es interesante preguntar si los datos que van a compartirse estarán cifrados e informarnos sobre las medidas empleadas para garantizar su protección. En general, una buena práctica es conectar estos dispositivos solamente cuando lo necesitemos y, si lo consideramos oportuno, restaurarlos al estado de fábrica cada cierto tiempo y solicitar el borrado de información a la compañía.