El Ricardo Tormo celebra este fin de semana las 24 horas Cyclo Circuit

Las 24 horas son unas carreras de estrategia donde se lleva el ciclismo al límite y se permite la posibilidad de correr por la noche

24

El Circuit Ricardo Tormo celebra este fin de semana 27 y 28 de julio la quinta edición de las 24 horas Cyclo Circuit, que este año, por primera vez es el Campeonato de España de Ultraciclismo de la Federación Española de Ciclismo.

El expiloto de Fórmula 1 Roberto Merhi será el piloto invitado en esta ocasión en la que el castellonense se verá integrado en el equipo ganador de las dos últimas ediciones, el Orquin.

Entre los participantes en solitario destaca la presencia del ganador de la primera edición. El francés Sebastien Bertholet es toda una leyenda del ultra ciclismo. El corredor ha conseguido ser el vencedor de las más importantes pruebas de 24 horas, las que se celebran en Le Mans, Paul Ricard, en las 24 horas Insa y en el Circuit Ricardo Tormo.

En total más de cien corredores en la pista de cuatro kilómetros del trazado de Cheste que protagonizarán la salida al estilo de las 24 horas de Le Mans. En este procedimiento las bicicletas se sitúan en un lado de la salida y los corredores en el opuesto.

Homenaje a Eloy Porroche

La prueba rendirá un homenaje al ciclista aragonés Eloy Porroche, de 72 años ya retirado y récord del Mundo de 24 horas en su grupo de edad con poco más de 665 km. Porroche ha sido un participante habitual en la prueba hasta su retirada de la competición.

Las 24 horas son unas carreras de estrategia donde se lleva el ciclismo al límite, pero con la diferencia de correr sobre un asfalto perfecto y muy seguro, lejos de las carreteras abiertas. Además, junto a la resistencia se une la posibilidad de correr por la noche, lo que convierte el circuito en un pasaje singular con las luces de los participantes. Una imagen que se convierte para muchos en el recuerdo más importante de la prueba.

Junta a los equipos se encuentran en la pista los ciclistas en solitario, hombres y mujeres que no tienen relevos y gestionan sus esfuerzos y su capacidad mental al límite. Apoyados en los boxes por sus asistencias, los ciclistas en solitario son siempre los grandes héroes de la carrera.