Ribó exige a Caixabank el pago de los cuatro millones de euros por el fraude de la EMT

El alcalde de Valencia señala además de "culpabilidad" a la trabajadora implicada y despedida ante la estafa a la empresa de transporte

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha pedido responsabilidades a Caixabank por considerar que no custodió como debía los cuatro millones de euros relativos al fraude a la EMT. El líder de Compromís en el consistorio municipal ha señalado que la entidad bancaria deberá afrontar el requerimiento de devolución del dinero que «estaba custodiando».

Además, Ribó ha expresado su opinión en cuanto a la actuación del banco asegurando que considera que este no siguió los protocolos debidos y no contó con las medidas de prevención necesarias para evitar el desvío del capital a Hong Kong. Preguntado sobre cuál está siendo la respuesta de Caixabank, el alcalde ha asegurado los responsables de la entidad bancaria están estudiando el caso.

Joan Ribó también ha señalado como responsable a la trabajadora implicada y ya despedida de la EMT al valorar que considera «normal» la citación judicial de esta porque «si no se hubieran falsificado firmas no se hubiera podido producir el fraude». Ribó ha explicado que «ahora el juez decidirá sus responsabilidades» aunque considera que «hay indicios clarísimos de culpabilidad».