Rescatan a un pelícano que se encontraba en una calle cercana al Oceanogràfic

La Policía Local de Valencia ha rescatado un pelícano que estaba perdido en una calle cercana al Oceanogràfic

La Policía Local de Valencia ha rescatado un pelícano que estaba perdido en una calle cercana al Oceanogràfic. No se trata de la primera vez que se encuentran animales exóticos perdidos por las calles de la ciudad. Hace dos meses la Cruz Roja y la Policía Local de Valencia también rescataron a una tortuga completamente rodeada de plásticos y basura en la playa de la Malvarrosa en pleno temporal DANA azotando en la Comunitat Valenciana. El animal fue trasladado al Oceanogràfic para su recuperación. Cruz Roja ha informado por las redes sociales que la tortuga ya se encuentra en manos expertas para su recuperación.

Antes del verano, agentes de la Policía Local de Valencia también rescataron un cachorro de cerdo vietnamita en el cruce de las calles Tomás Sala y San Vicente. Según informan el animal se encuentra en perfectas condiciones y ha sido trasladado al Centro de Recuperación de El Saler. Está prohibido tener a este animal como mascota, el Consejo de Ministros ha incluido el cerdo vietnamita, la tortuga de Florida y la serpiente pitón en la lista de especies invasoras por lo que está prohibida su posesión, comercialización y transporte.

Hace un año, la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local de Valencia rescató a una oveja en la Avenida del Cid. Varios vecinos llamaron al teléfono 092 para alertar que había un animal en una fuente de la vía. El animal fue trasladado al centro municipal de Nazaret. Es extraño ver en la ciudad de Valencia una oveja, según las primeras hipótesis, han debido de huir de alguna granja cercana a la ciudad y estaba muy desorientada. En la ciudad de Barcelona sus vecinos también se han asustado por la presencia de animales, en este caso han sido jabaliés. Estos animales suelen acercarse a zonas urbanas importantes. Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona lo relacionan a que buscan alimentos secos y zonas verdes, comida que suele poner la gente a los gatos.