Recuperan uno de sus lienzos más emblemáticos del “Cristo de la Columna”

La Universitat Politècnica de València ha restaurado el cuadro atribuido a Nicolás Borrás, discípulo de Juan de Juanes

Foto: Alberto Sáiz

La parroquia San Nicolás de Valencia ha recuperado el lienzo “Cristo a la Columna”, atribuido a Fray Nicolás Borrás, uno de los máximos exponentes del tardomanierismo en Valencia y discípulo de Juan de Juanes, tras su restauración por parte de un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Así, el equipo del Instituto de Restauración del Patrimonio de la UPV ha realizado un proceso integral de restauración de la obra, un óleo sobre lienzo de 210×114 cm, en el que “se ha llevado a cabo desde la limpieza superficial de estratos de sedimentación medioambiental hasta la regeneración de los estratos envejecidos de barniz”, según indican desde el Instituto.

Esta intervención, que ha seguido las últimas metodologías y protocolos de limpieza aplicados a pintura sobre lienzo, ha permitido la recuperación de los cromatismos y gamas de saturación del color, que estaban ocultas bajo densas capas de antiguos barnices oxidados y amarillentos que impedían una correcta apreciación de las calidades de la pintura.

El lienzo será ubicado en uno de los muros laterales de la capilla de San Judas Tadeo, donde permitirá tanto la devoción de los fieles, ya que se trata de una obra que invita a la oración, como la contemplación de los visitantes.

“Si bien no podemos categóricamente adscribir el lienzo a la producción de fray Nicolás Borrás a falta de algunas pruebas analíticas, nada de lo hasta ahora encontrado en la obra permite decir lo contrario. La pintura es deudora a todas luces de la producción de este extraordinario representante del tardomanierismo valenciano”, explica Vicent Guerola, investigador del Instituto IRP de la Universitat Politècnica de València y coordinador de los trabajos de restauración.

El equipo de trabajo del IRP que ha llevado a cabo la restauración del lienzo está integrado por Vicente Guerola, María Castell, Susana Martín, Antoni Colomina José Antonio Madrid, Cristina Robles y Haizea Oliveira Urquiri.

“La pintura presentaba notables deterioros y estaba necesitada de una seria intervención para devolverle su belleza y singularidad original y volver a exponerla”según ha señalado el párroco del templo, Antonio Corbí, quien ha agradecido al profesor Vicente Guerola y a su equipo el trabajo realizado, “que permite  recobrar el excelente grado de relevancia del bien cultural”.