Recordamos una de las mayores riadas de la historia: la Pantanada de Tous

Hace 37 años ocho personas perdieron la vida y más de 1.000 abandonaron sus hogares en la que se recuerda como una de las grandes catástrofes de Valencia

Era el 20 de octubre de 1982 cuando sucedió el trágico suceso. Ocho personas fallecidas, miles de personas evacuadas y 300 millones de euros en daños materiales son algunas de las cifras más llamativas que dejó una de las mayores catástrofes naturales que se recuerda en la provincia de Valencia.

Un día antes, el 19 de octubre, comenzaron las primeras lluvias torrenciales que fueron adquiriendo mayor volumen hasta que en la tarde del día 20 se produjo el desbordamiento de la presa de Tous y el agua arrasó los pueblos más próximos a esta.

Durante 48 horas se llegaron a recoger hasta 1.000 litros de agua por metro cuadrado mientras que en las primeras horas la cifra media de precipitación acumuló hasta 600 litros haciendo que el agua comenzase a rebosar por encima de la presa sobre las 17 horas provocando su posterior derrumbamiento tan solo dos horas después. El fallo estuvo en un problema con el grupo electrógeno de emergencia que había quedado inutilizado debido al diluvio de las últimas horas impidiendo así la apertura de las puertas del pantano.

El río Júcar llegó a alcanzar hasta 16.000 metros cúbicos por segundo, un caudal nunca visto hasta el momento que arrasó localidades como Sumárcarcer, donde el agua llegó a cubrir nueve metros de altura, o Gabarda, municipio en el que una gran ola arrasó todas las casas que hubo a su paso.

El desastre llegó hasta el propio mar obligando a la apertura de compuertas de todos los canales de la Albufera, una media que sirvió para canalizar las aguas y que todos los municipios de la zona consiguieran salvarse de la tragedia.

Trece años después se inauguró la nueva presa de Tous con unas medidas de seguridad que permiten desaguar hasta 20.000 metros cúbicos de agua por segundo con el fin de evitar que la catástrofe vuelva a repetirse.