Reconstruye en La Fe una pelvis con una prótesis tumoral de titanio impresa con tecnología 3D

La tecnología 3D facilita la planificación y preparación de la cirugía.

La Fe

El servicio de Traumatología del Hospital La Fe de Valencia ha reconstruido una pelvis, afectada por un tumor, con una prótesis de titanio impresa a medida con tecnología 3D. Concretamente, en el mismo acto quirúrgico, en el que también participó el servicio de cirugía vascular de La Fe, se ha realizado una resección amplia de media pelvis ósea y se ha reconstruido posteriormente con esta prótesis tumoral. Además, la tecnología 3D también facilitó la planificación y preparación de la cirugía.

En este caso clínico concreto, se trata de una paciente con un tumor muy agresivo en una de las hemipelvis. En un principio, fue clasificado como inoperable, pero con la ayuda de la administración de quimioterapia previa, se consiguió reducir su tamaño hasta permitir la intervención quirúrgica. La principal dificultad, según los especialistas, estaba en la localización del tumor, que hubiera requerido casi seguro una amputación de toda la extremidad, pero a nivel del sacro, con la consiguiente incapacidad funcional que hubiera representado.

En este sentido, tal y como ha explicado José Amaya, coordinador de la Unidad de Tumores músculo-esqueléticos de La Fe, «la secuencia del proceso ha consistido primero en la localización exacta del tumor mediante la ayuda de técnicas de imagen del Área Clínica de Imagen Médica, resonancia magnética y tomografía de última generación.

Después, se ha llevado a cabo una reconstrucción anatómica de la zona afectada y se ha diseñado la zona de resección del tumor y el tipo de reconstrucción requerido. Este boceto ha permitido a una empresa alemana la impresión de la prótesis en titanio para la reconstrucción de hueso, así como las guías de corte necesarias para que la prótesis se adaptara perfectamente a la paciente». «Esta reconstrucción a medida de la pelvis con la prótesis de titanio impresa en tres dimensiones ha permitido reducir la duración de la intervención quirúrgica en varias horas, ha logrado salvar la extremidad inferior afectada por el tumor, sin llegar a la amputación, y ha posibilitado que la paciente pueda caminar, de momento con ayuda de muletas», ha añadido Manuel Angulo, cirujano del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica de La Fe.