consell

Desde que en 2015 se creara el Portal de Transparencia de la Generalitat, los miembros del Consell tienen la obligación de hacer público su patrimonio, salarios y obsequios que reciben, entre otros. Tras los cambios en los altos cargos del Consell, ya se han publicado a través de GVA Oberta los bienes y actividades de los políticos y políticas de la Generalitat en 2019.

De los 141 cargos que forman las 12 consellerias, la media anual de los sueldos es de 62.238 euros. En el primer lugar se encuentra el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que el año pasado recibió 81.808 euros en salario y en complemento por residencia. En el último puesto se encuentran los 38 directores y directoras generales, con un salario anual de 58.857 euros.

El patrimonio del Consell, bastante desigual

Si se deja a un lado el salario, hay notables diferencias en cuanto al patrimonio personal. De hecho, tres altos cargos han declarado en bienes un valor que supera el medio millón de euros. La que más ha declarado ha sido Carolina Pascual, la consellera de Innovación. En 2019 tenía un patrimonio de 822.256 euros. De esa cantidad, 626.000 euros son de cuentas corrientes y depósitos.

También otra consellera, Rosa Pérez Garijo, supera el medio millón. La consellera de Transparencia declaró el año pasado un patrimonio de 705.096 euros en bienes. De este valor, la mayoría viene de 13 inmuebles heredados y 198.711 euros en cuentas corrientes.

Si seguimos con el ranking, el tercer alto cargo que más ha declarado ha sido Juan Vicente Santos, director general del Secretariado y de la Postavoz del Consell. Santos declaró para GVA Oberta un patrimonio de 543.148 euros. Esta cantidad suma las tres propiedades que tiene, planes de pensiones, seguros y dinero en cuentas. Estos tres políticos del Consell superan en patrimonio al presidente de la Generalitat o a la vicepresidenta, aunque Puig o Oltra cobren más.

De todos los cargos, un 2,1 % tiene un patrimonio superior al medio millón de euros. Un 15 % de los miembros del Consell declaró en bienes entre 250.000 y 500.000 euros, y tres cuartas partes -un 75,9 %- tiene un patrimonio inferior a 250.000 euros.