Quart de Poblet inicia una nueva campaña de restauración ecológica en el Parque Fluvial del Túria

La Confederación Hidrográfica del Júcar inicia la retirada de la cañas que invade varias zonas del río.

32
Parque Fluvial del Túria

La Confederación Hidrográfica del Júcar ha iniciado, en el tramo del río Turia que pasa por Quart de Poblet, trabajos de retirada de la caña común Arundo donax que invade varias zonas del río. La caña está considerada, según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), como una de las 100 especies invasoras más peligrosas y nocivas a escala mundial por su capacidad de desplazamiento de la vegetación autóctona. Se trata, por tanto, de una especie exótica e invasora, presente en densidades altas en la mayoría de las riberas de los ríos mediterráneos. Entre los efectos que provoca destacan: competencia y reducción de las especies autóctonas, una mayor evapotranspiración o el aumento del riesgo de inundación en episodios de avenidas.

Tras esta primera actuación que permitirá eliminar la parte aérea y el rizoma de las cañas, el Ayuntamiento pondrá en marcha un programa de restauración ambiental del río en colaboración con la Fundación Limne, entidad dedicada a la conservación de ríos y a la participación ciudadana. Dicha entidad asesorará en materia del protocolo a seguir para restaurar el río y pondrá en marcha varias acciones de voluntariado para replantar con vegetación autóctona.

Juan Medina, Concejal de Gobierno Abierto, Urbanismo y Empleo, explica que “esta iniciativa es un ejemplo de lo importante que es una actuación coordinada para mantener en perfecto estado el Parque Natural, de ahí que defendamos la necesidad de determinar las responsabilidades de cada una de las administraciones implicadas en la preservación de este espacio natural. Desde el Ayuntamiento hacemos un esfuerzo muy importante en mantenimiento permanente, en creación de itinerarios accesibles y en estudio y protección de la fauna y la flora autóctonas, entre otras acciones, contando con la colaboración de entidades como la Fundación Limne desde el Centro de Interpretación de la Naturaleza del parque”.

El proyecto permitirá restaurar cerca de una hectárea de terreno, eliminando las zonas con invasoras y substituyéndolas por vegetación autóctona, principalmente helófitos, como el lirio amarillo, en primera línea o arbustivas como los sauces, en segunda línea de restauración. En este caso concreto coordinan esfuerzos el ayuntamiento de Quart de Poblet, la Confederación Hidrográfica del Júcar, los viveros de la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural, la Fundación LIMNE y la ciudadanía del municipio. “El mantenimiento de las actuaciones es clave en las restauraciones de río y la implicación de varias entidades e incluso la ciudadanía, es el motor que lo puede hacer posible”, como señalan los promotores del proyecto.