Descubrimos la cara oculta de la Albufera

A tan solo 20 minutos del centro de Valencia, este pintoresco emplazamiento ofrece tal riqueza en flora y fauna que es visita obligatoria para todo valenciano

Albufera

L’Albufera es un lugar obligatorio para cualquier persona que habite o viste Valencia. Este paraje único de marjales y fauna muy diversa abre los brazos a todo aquel que desee echarle un ojo. No obstante, hay rincones concretos que se escapan del conocimiento del valenciano medio y están solo al alcance del valenciano hardcore.

Uno de ellos es el puerto de Catarroja, un pintoresco rincón pesquero escondido en unos de los canales de la Albufera. El puerto de Catarroja es un lugar rico en fauna, aves e insectos autóctonos del entorno natural, y una vez en él se puede disfrutar de un paseo muy agradable.

Su margen permite llegar hasta el lago de la Albufera, y es altamente recomendable realizar este paseo en barca, peinando la marjal y los campos de arrozales tan típicos de nuestra terreta. La riqueza natural y paisajística del emplazamiento dejará prendado a cualquier visitante.

Un paseo en barca albuferenca por todo su recorrido resulta un trayecto largo, de aproximadamente una hora y cuarenta y cinco minutos entre ida y vuelta. Esto se debe a que el canal que lleva desde el Puerto de Catarroja hasta el lago principal es uno de los más largos de la Albufera. El coste total de este viajecito es de 50 euros, consensuado por todos los barqueros. El precio, por cierto, es independiente del número de personas que naveguen por el canal.

La Albufera cambiará las cañas por plantaciones para elaborar cerveza

Cinco rutas de senderismo a menos de una hora de Valencia