Sanidad pone fecha a la vacunación de los adolescentes
Una adolescente en el ensayo de la vacuna de Pfizer con adolescentes.

Un estudio estadounidense ha detectado varios problemas cardíacos entre jóvenes y adolescentes vacunados contra el coronavirus. Sin embargo, el informe elaborado por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) ha declarado que son «casos muy raros».

Desde el CDC no han aclarado el número exacto pero han señalado que son «relativamente escasos». En concreto, el problema detectado es una miocarditis, es decir, una inflamación del músculo cardíaco que suele producirse tras determinadas infecciones. Cuando es grave, aunque por ahora no se ha dado dicha circunstancia, puede causar insuficiencia cardíaca o arritmias.

Según el estudio, los casos se han dado más entre jóvenes varones que en mujeres. Además, se han desarrollado en los cuatro días posteriores a la inoculación de la segunda dosis. Respecto a los fármacos recibidos, son todos pertenecientes a los laboratorios de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Los expertos están realizando un seguimiento de los jóvenes pacientes. De forma paralela, continúan con la revisión de informes para determinar si hay evidencia de que sean las vacunas las causantes de las afecciones cardíacas. También han elaborado una guía para los sanitarios con el fin de estar alerta ante cualquier síntoma tras la vacunación.

A pesar de ello, las autoridades recomiendan continuar con la inmunización de los jóvenes y adolescentes mayores de 12 años. Aseguran que todavía se debe determinar si las patologías las causan los fármacos anticovid o si es «simplemente una coincidencia».