La Federación de fallas de Primera A premia a Patricia Campos

En la quinta edición de “Una de Primera” el colectivo reconoce la dedicación, el esfuerzo y la superación de la expiloto militar

La Federación de fallas de Primera A premia cada año a una mujer que destaque con su labor en un sector fuera del ámbito fallero. En su quinta edición, celebrada ayer, concedió el galardón “Una de Primera” a Patricia Campos, por su dedicación, esfuerzo y superación durante su carrera profesional como expiloto militar, entrenadora de fútbol en USA y voluntaria de Goals for Freedom.

Ser la primera mujer en convertirse piloto de reactor de la Armada; ayudar a niños y mujeres de Uganda con SIDA y tratar de mejorar sus condiciones de vida a través del fútbol o trabajar en proyectos para mejorar los derechos de las mujeres y de los niños de países del Tercer Mundo han sido hechos más que suficientes para otorgarle este reconocimiento.

Con él, Campos ya suma una veintena de galardones, entre los que se encuentran el Premio Valencianistes Per la Solidaritat, la Alta Distinción de la Generalitat o el Premio Nacional Isabel Ferrer, entre otros. Pero nunca imaginó que de la mano de las Fallas recibiría alguno. “Ha sido toda una sorpresa y estoy muy agradecida”, alegó en el acto que tuvo lugar en la falla de La Nova d’Orriols.

A este acudió la Fallera Mayor de València, Marina Civera, y los máximos representantes de todas las comisiones que componen esta federación. Su presidente, Francisco Romero, destacó el parecido de Campos con las Fallas, “ella es luchadora y solidaria como las comisiones falleras”, declaró. La distinguida expiloto aprovechó entonces para reivindicar más el papel de la mujer en la fiesta y conseguir así “todas juntas” más impactos positivos en la sociedad valenciana en clave femenina.