El pregón del pelotari Víctor Bueno inicia las fiestas de Meliana

El Ayuntamiento de Meliana, junto con los festeros de este año, han organizado estas dos semanas llenas de actividades para los vecinos y las vecinas.

Pregón Fiestas Meliana 2018

Meliana inició las fiestas del pueblo con la tradicional entradeta de Moros y Cristianos, el pregón y la cena popular del pregón. El Ayuntamiento de Meliana, junto con los 19 festeros de este año, han sido los encargados de organizar estas dos semanas llenas de actividades para los vecinos y las vecinas de la localidad, que se alargarán hasta el 14 de septiembre, día del Cristo de la Providencia, patrón del pueblo.

El pregón, primer acto oficial de las fiestas, fue a cargo de Víctor Bueno, pelotari profesional e hijo del Meliana. El deportista dio en las fiestas agradeciendo la confianza que los festeros y el Ayuntamiento habían tenido en él para dar el inicio en las fiestas. Recordó sus inicios en el mundo de la pelota, el esfuerzo que le costó tanto a él como su familia. Víctor, con una comparación del tablero de ajedrez y sus figuras con el pueblo de Meliana -sus edificios, las entidades y, sobre todo, la gente-, emocionó los asistentes que llenaban la plaza Mayor del pueblo. Por otro lado, los festeros también quisieron agradecer a todos los melianers y las melianeras la oportunidad de ser los encargados de organizar las fiestas a los patrones de Meliana con mucha ilusión, compromiso y responsabilidad.

El rector del pueblo, Enrique Arce, hizo énfasis en la idea de “sumar” para hacer unas felices fiestas. Por su parte, la regidora de Fiestas, Maria Pilar Asensio, destacó que el objetivo principal de las fiestas es disfrutarlas, conciliar diversión y descanso y, por supuesto, involucrar todos los vecinos y las vecinas para generar nuevas actividades donde quedan integrados todos los públicos. Finalmente, el alcalde recalcó la importancia de la colaboración del pueblo en las fiestas porque sean todo un éxito y destacó el acierto del pregonero. Cómo dijo: “Víctor Bueno trae el nombre de Meliana por todas las comarcas valencianas y también lo ha traído por Europa y, incluso, la América Latina”.

Al acabar el acto, la cena popular en la calle San Juan estaba preparado para acoger las cerca de 1.000 personas inscritas. El vecindario disfrutó de una cena de bocadillos y ‘picadeta’ de diferentes comercios y locales del municipio y que ha sido muy muy valorado. Algunos se animaron, incluso, a bailar con la banda de música del pueblo que, al finalizar la cena, amenizó la velada.

Después de un fin de semana de Moros y Cristianos y la inauguración de la exposición de fotografía sobre las fiestas, del fotógrafo local Juan Rodrigo, quedan por ante diez días de fiesta en que destacarán los actos del fin de semana que viene y los actos de los días dedicados a los patrones, del 11 al 14 de septiembre, entre la numerosa y variada programación.