¿Por que San Antonio es el patrón de los animales?

Hoy 17 de enero se celebra San Antonio y como tradición los dueños llevan a sus animales a bendecir

san antonio abad
Imagen de San Antonio Abad rodeado de animales/Foto: Biografías e Historias

Hoy 17 de enero se celebra la festividad de San Antonio Abad, también conocido como Sant Antoni del Porquet, y durante toda la semana son muchas las localidades que celebran dicha festividad realizando la tradicional bendición de animales, o la cremà de las hogueras. Pero ¿quién fue San Antonio Abad y por qué se celebra la bendición de animales?

¿Quién fue San Antonio Abad?

San Antonio Abad fue un monje del desierto, que dirigió otros grupos de monjes que querían imitarlo, atraídos por su sabiduría y sus grandes calidades. Su vida estuvo marcada por los retiros espirituales, en lugares inhóspitos para alcanzar el modelo de vida que él pretendía: oración, penitencia, silencio, ayuno, rechazo de los placeres de los sentidos… en busca de la perfección espiritual del alma.

¿Por qué es el Patrón de los Animales?

Las imágenes de San Antonio Abad introdujeron muy temprano un cerdo a los pies del santo. Según algunos autores ese cerdo representa a los demonios que fue capaz de someter el santo. Otras de las muchas leyendas para explicar su vinculación con los animales,  hablan de que el monje se encontró con una cerda y su pequeño gorrinillo enfermo y que el Santo los bendijo y los curó.

¿Por qué se celebra la festividad con una bendición de animales?

Cuando los caballos, las mulas y los asnos eran animales indispensables para los trabajos del campo o el transporte de personas y mercancías, la fiesta de Sant Antoni se celebraba con gran solemnidad.

El acto central de la fiesta era la bendición de los animales. Era creencia común que así restaban protegidos de dolencias y caídas durante todo el año.

En esta fiesta, campesinos o arrieros cepillaban sus animales y preparaban los guarnimientos para llevarlos a bendecir, muy limpios y engalanados. La bendición se solía hacer, por norma general, delante de la iglesia.

Hoy, la bendición se hace en muchas poblaciones de la Comunidad Valenciana, y en muchas ocasiones delante de la iglesia. Pero se dirige sobre todo a los pequeños animales domésticos de compañía.

La fiesta cuenta también con la presencia de grandes fuegos, hogueras o barracas, acompañadas de un tipo especial de «dimonis» y de bailes, canciones y tradiciones gastronómicas propias.