Las playas valencianas se vacían de medusas

Expertos advierten que no se debe bajar la guardia y explican los fenómenos que pueden influir en la disminución de estas especies marinas

medusas

Las medusas, el gran enemigo de los bañistas, han reducido su aparición en lo que llevamos de verano dentro de las playas de la Comunitat Valenciana. Así lo explica la Agencia EFE en declaraciones del investigador de la Universidad de Alicante César Bordehore, quien asegura estar viviendo un período estival «bastante tranquilo» en el avistamiento de medusas.

A pesar de la reducción de la cifra respecto a otros veranos, posiblemente por la falta de fuertes lluvias o temporales, el experto advierte que no hay que bajar la guardia pues «si están a 200 metros de las playas ya no se las ve» y alerta de que «todavía falta todo el mes de agosto».

Además, asegura que «no es posible decir si va a haber más o menos» ya que la población de estos seres cambia «de año en año». Según Bordehore, el movimiento de medusas depende de parámetro naturales como las corrientes marinas, el viento o el plancton del que se alimentan.

También es fundamental la temperatura del agua que en esta ocasión se ha mantenido baja hasta mediados de junio por lo que esto podría haber ralentizado la llegada de bancos de medusa al Mediterráneo.