La guerra contra los plásticos ¿son los responsables de la contaminación?

Cada segundo se lanzan al mar más de 200 kilos de plástico, preguntamos a las empresas, a la administración y a los consumidores sobre quien son los responsables

Cada año, cerca de 8 millones de toneladas de plástico entran en los océanos del mundo. El 70% se va al fondo marino y el 15% se queda flotando en la superficie en lo que se conoce como islas de plástico. Luchar contra esta contaminación es un reto para los países, para los consumidores y para las empresas.

Desde la industria tenemos que tener en cuenta que son muchas las compañías que hacen uso de los plásticos en envases por los beneficios que aporta este material a sus productos. El desafío para ellas está al convertir estos residuos en material que tenga un nuevo uso y evitar así que acabe en el mar. Es por eso que desde las empresas plástica se lanza una consigna en esta lucha contra cambio climático que es «no culpes al plástico». Afirman que el problema no es el material sino la gestión de los residuos, ahí es donde, para ellos, nace la contaminación.

Isla de plástico formada en el océano por la presencia de estos residuos

Es por ello que en el entorno empresarial se impone ahora un nuevo modelo económico basado en reducir el consumo y el desperdicio de energía, agua y materias primas, lo que se conoce como economía circular. Esta permite que, una vez usado, el residuo tenga una segunda vida. En el ámbito autonómico sectores estratégicos como lo cerámico ya están trabajando en este línea. de hecho han construido una plataforma online que les permite compartir los residuos.

No obstante la empresa no tiene toda la responsabilidad, es necesario cambiar los hábitos de los consumidores puesto que es en casa donde se generan los 50% de los residuos más contaminantes. Por eso desde las asociaciones de consumo se aboga por impulsar una verdadera cultura educativa que fomente el reciclaje en los hogares.

Administración, empresa y consumidores, está al alcance de todos evitar que cada segundo se lancen al mar más de 200 kilos de plástico.