Fuset: «Es más fácil cambiar la constitución que el reglamento fallero»

El regidor de cultura festiva recordó la necesidad de revisión del reglamento fallero y calificó positivamente la gestión de su concejalía

El concejal de Cultura Festiva Pere Fuset, visitó 7Televalencia para explicar todos los detalles de su programa electoral y hacer balance de sus últimos cuatro años al frente de la concejalía.

Fuset destacó la importancia que tienen las Fiestas como motor social, cultural y económico de la ciudad; y el privilegio y la responsabilidad que ha supuesto para él, el dirigir durante estos últimos años este área del Ayuntamiento, calificando su gestión de manera positiva.

El edil de Compromís, recordó la gran crispación que ha habido en los últimos años en la fiesta y culpó a la derecha de haber querido politizar la fiesta a lo largo de la historia. Fuset afirmó que el único medio para combatir los problemas existentes es el diálogo, herramienta que seguirá utilizando, en caso de salir reelegido.

En referencia a la polémica surgida con el tema de si debería realizarse un congreso fallero o no, Fuset se pronunció a favor de la propuesta ,debido a la necesidad que tiene el reglamento fallero de ser revisado, afirmando que «es más difícil cambiar la constitución que el reglamento fallero« pero recordó que deben ser los presidentes de falla, los encargados de convocarlo.

La ciudad del artista fallero, uno de los temas más importantes y polémicos, también fue abordado durante la entrevista. Pere manifestó su intención de aprovechar los terrenos de Benicalap para crear un complejo fallero donde poder albergar el museo fallero o la sede de Junta Central Fallera. Además destacó la necesidad de regular y proteger el oficio del artista fallero.

En referencia a las otras fiestas que se celebran en la ciudad, como las fiestas vicentinas o la semana santa marinera, apostilló su intención de seguir fomentándolas y difundiéndolas pero recordando que la cultura es un derecho de todos los valencianos y por lo tanto, recordó que la fiesta debe ser inclusiva y los programas festivos deben ir dirigidos a todos los ciudadanos.

En este sentido, Fuset destacó la importancia de la tasa turística, como un medio de reversión, no solo a las fiestas de la ciudad, sino también a la ciudadanía.

El regidor de cultura festiva,  manifestó su compromiso de seguir estando al cargo de la concejalía ,en el caso de que Ribó volviera a convertirse en alcalde de la ciudad, y abogó por utilizar la experiencia, el sentido común , y el «hacer piña», como herramientas fundamentales en su gestión.