Una parte del cauce del río cierra temporalmente por obras

El Organismo Municipal Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valencia arranca esta semana unas nuevas obras en la ciudad. El Jardín del Túria inicia los trabajos de mejora de la senda de peatones, el camino central que discurre entre el puente de Serranos y el puente de la Trinidad.

Los trabajos tendrán un coste de 49.500 euros según el consistorio y durarán cinco semanas. Para su ejecución se procedió a un concurso público con el compromiso de la empresa adjudicataria contratase a tres personas con dificultades de acceso al empleo.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha señalado que la intervención afectará 1.222 m² de caminos. Este ha recordado que la senda para peatones «es la más utilizada por los visitantes al jardín». Por ello, se ha convertido en el «paseo principal» del cauce siendo siendo «el que más impacto sufre».

Campillo ha explicado que, dado que se trata de un camino de tierra batida, «actualmente presenta grandes irregularidades, que se transforman en incómodos charcos durante los días de lluvia«.

ASÍ SERÁ LA EJECUCIÓN DE LAS OBRAS

Las obras de mejora consisten en la sustitución del pavimento existente por otro de propiedades muy similares. Todo ello manteniendo siempre las características del camino de materiales sueltos. El objetivo es evitar un pavimento agresivo con la estética del jardín.

La primera fase de estas obras será el vallado del tramo afectado para proceder a continuación a la retirada del firme actual. A continuación, se creará una capa de lastre compactado. Sobre ella se extenderá el nuevo material árido estabilizado y compactado.

En los trabajos de mejora de estos caminos se incluye la limpieza de los bordillos perimetrales. Estos permanecen actualmente en algunos puntos tapados por acumulación de materiales sueltos. Con este nuevo material blando, que se ha seleccionado por no ser una fuente de polvo y barro, se minimizarán las necesidades de mantenimiento en el futuro.